31 octubre 2009

Colectores, mechas y disparadores. Por Will Gadd (y III)

CÓMO APLICAR TODO ESTO

Un día cualquiera, las térmicas llegan a cierta altura antes de parar, una distancia entre el suelo y la base de las nubes o la cima de la ascendencia utilizable. Llamo a cualquier cosa bajo la mitad de esta distancia “bajo”, y a cualquier cosa que esté por encima “alto”. Por ejemplo, si la base de las nubes está a 6000 pies (unos 1974 metros) por encima del terreno (AGL, Above Ground Level), entonces considero que estoy “alto” por encima de los 3000 pies AGL (unos 987 metros) y “bajo” por debajo de esa altura. Este artículo tiene que ver con la toma de decisiones cuando estemos “bajos”. Si vas bajo, pon rumbo a los colectores que están al Sol y que lo han estado durante bastante tiempo. Ten mucho cuidado volando hacia dentro de las sombras de las nubes; Si estás bajo, es muy extraño trepar fuera de una sombra de nube. Conecta los colectores con las mechas potenciales y los disparadores; las praderas soleadas bajo una cresta al Sol ligeramente sotaventada con nubes hinchadas justo encima son perfectas. Si estás en el lado sombrío de una cresta entonces estás en el lado equivocado y necesitas encontrar algo soleado enseguida. Un gran campo marrón con pequeñas lomas en el borde de la dirección del viento puede ser bueno, o un gran campo de hierbas seco que se encuentra con una carretera nacional transitada. Yo intento volar sobre todas las combinaciones de colectores/mechas/disparadores potenciales que sea posible. Si cojo incluso hasta un cero consistente en mi vario mientras voy bajo, pararé y empezaré a girar hasta que un grupo de térmicas se dispare. Por supuesto, si ves a un halcón subiendo como un loco o un remolino grande girando detrás de un tractor, pues la cosa se simplifica. No me voy a liar con térmicas débiles si acabo de terminar de girar una ascendencia y estoy empezando una transición, no sirve de nada porque de tomas formas lo más probable es que terminará pronto. Me pararé por al sólido una vez que llegue a mi zona baja.

Es importante entender que las ascendencias y las descendencias generalmente se equilibran unas a otras, sobre todo en las áreas relativamente pequeñas. Si su tasa de ascenso es de 1000 pies por minuto (unos 5 m/s), espere al menos más de 1000 pies por minuto de descenso cuando deje la térmica. Si las térmicas son grandes, espere grandes áreas de descenso. Si está en un área de descenso violento, entonces en algún lugar cercano hay una térmica violenta. Se debería preguntar, “¿dónde está el colector, dónde está la mecha, dónde el disparador? y ¡al ataque!”. Los colectores también tienden a dibujar el aire en ellos conforme se va liberando. A menudo notará un incremento en su velocidad sobre el suelo cuanto más se acerque a una térmica. Su planeador frecuentemente también abatirá unos pocos grados a medida que el aire vaya acelerando hacia la térmica, y su cuerpo más pesado se retrase. Las alas antiguas, por lo general, treparán ligeramente hacia detrás al encontrarse con una térmica fuerte, pero estarán muy presurizadas (lo notará en los frenos). Las ráfagas de viento o las turbulencias pueden hacer también que el ala trepe por detrás suya, pero la presión no será tan alta en el parapente. Esto es una buena forma de saber si está entrando en una térmica o es sólo una ráfaga de viento. Si el parapente se ha presurizado de forma más fuerte, entonces ha encontrado una térmica. Sin presión no hay térmica. Los parapentes más nuevos (del 99 en adelante) o más “perfo” normalmente abaten hacia la térmica, sin importar lo fuerte que sea, pero la sensación de mayor presión en el ala/frenos es la misma.

Finalmente, recordar que el viento inclina las térmicas; si está relativamente bajo y llegando a un colector entonces no importa mucho, pero cuanto más alto esté más desplazado de la fuente hacia el viento necesitará estar para interceptar a la columna.

El sistema expuesto puede ser completamente erróneo, pero es el mejor que he desarrollado por ahora. Cada año parece que mejora un poco y cada año miro atrás y pienso “Ups, ¿he estado alguna vez equivocado acerca de esto?” Intento mirar con franqueza a cada vuelo y pensar “¿qué funcionó?, ¿qué no lo hizo?” ¿Por qué yo pinché y otro cualquiera acertó? Los buenos pilotos crean su propia buena suerte térmica de forma extraordinariamente sistemática. Así que buena suerte desarrollando su propio sistema, ¡que ese es el que importa!


Con esto se termina a primera parte de las tres que conforma el artículo de Will Gadd. Más adelante publicaré la traducción de los otros dos tercios que quedan.

30 octubre 2009

Colectores, mechas y disparadores. Por Will Gadd (II)

DISPARADORES PASIVOS (Y MECHAS)

Creo que las térmicas tienen alguna clase de tensión superficial y tienden a reptar por el terreno antes de elevarse, de alguna manera como el aceite en una mecha. Al punto donde la térmica deja esa mecha lo llamo un disparador pasivo (en adelante, “dispa”). La mayoría de los dispa son los vértices de cumbres afiladas. Con frecuencia habrá sobre ellas una nube desde las 9:00 de la mañana hasta el atardecer, incluso mientras el Sol viaja de este a oeste. Primero, la cara orientada a levante se calientan, sube la mecha de la colina y se liberan. Luego, la cara de sureste (sur-levante: surle), luego la cara sur seguida de las faldas de poniente al final del día. De cualquiera de las maneras, la térmica sube por la mecha hasta el mismo disparador pasivo (dispa). Piense acerca de la “casa de las térmicas” en su campo de vuelo local. ¿Qué es lo que de verdad ocurre con cada una de ellas cuando el Sol se mueve? Si está alto, entonces podrá ir al final de la mecha en la cumbre, pero si está bajo necesita volar a la ladera soleada de la cumbre y entonces escalar ascendiendo. Las cadenas con frecuencia funcionan de la misma forma, con convergencias ocurriendo a ambos lados de la cadena se liberan al mismo tiempo.

Cuando hago vuelo de montaña busco dispas donde creo que las burbujas pueden romper la tensión y ascender. Las crestas sobre protegidas faldas al Sol y lugares donde una cresta forma pequeñas mini-cumbres para que las térmicas se despeguen (como el agua corriendo por su brazo y goteando en el codo) parecen ser que son los mejores. Dos o más cretas convergiendo son mejor que una, cada cresta incrementa las posibilidades de haber escogido la mecha correcta. Si está aburrido, tome una cuchara y póngala durante algún tiempo en un tarro de cristal lleno de agua hirviendo, esto ilustra bastante bien como funciona todo esto.

Los disparadores pasivos pueden ser muy muy pequeños cuando se vuela en planicies. Por ejemplo, una carretera en el borde de la dirección del viento de un campo de cultivo grande y seco tendrá con frecuencia una cuneta pequeña entre la carretera y el campo; seguro que es un disparador pasivo. Tan sólo el borde de un campo seco contra un campo verde puede ser suficiente para despegar el aire y que se eleve. De forma casi invariable encuentro mis mejores térmicas en las esquinas de la dirección del viento de los grandes campos secos, lugares con tal vez un seto o incluso simplemente hierva en vez que la tierra arada y polvorienta. Un grupo de casas en medio de una zona inhóspita o estéril; o incluso aceite aislado rompiendo la monotonía de un terreno plano frecuentemente despegará térmicas hacia el cielo. Algunos creen de verdad en los tendidos eléctricos como disparadores pasivos, pero creo que las térmicas encontradas sobre el tendido eléctrico por lo general tiene más que ver con el terreno. La excepción es que los las torres de los tendidos realmente grandes de muy alta tensión puedan estar derivando mechas de térmicas hacia el cielo, pero esto no es más que una sospecha. Buscar térmicas en las líneas de alta tensión también impone un riesgo añadido.

Las rocas grandes son frecuentemente buenas mechas y disparadores pasivos, porque tienden a rasgar la tensión de superficie y también a liberar unas térmicas “estilo bala”, permitiendo que bolsas de aire más grandes también dejen el suelo.

Para finalizar, los contrastes en la temperatura de superficie puede que afecte al gradiente vertical de temperatura y así actuar también como un disparador. Suelo encontrar térmicas en el cruce de dos tipos de superficies dispares; millas de campo seco llegando a un gran lago con frecuencia tendrá una térmica de confianza en el límite (siempre que el viento venga del campo, esta térmica se inclinará por encima del lago). De cualquier manera, los campos húmedos o los lagos con frecuencia pararán cualquier actividad su área adyacente, sobre todo cuando el viento viene de ellos. Estas diferencias de temperatura en la superficie pueden ser bastante pequeñas, pero miles de ejemplos me han dicho que son importantes.


DISPARADORES ACTIVOS

Los disparadores activos son disparadores que se mueven. Por ejemplo, una cosechadora de trigo trabajando en un campo de trigo seco, casi invariablemente, será una fuente de térmicas. Coches yendo de allá para acá en una carretera cerca de un gran campo seco también actuará como disparador. Cualquier tipo de movimiento, ya sea de personas, equipamiento de granjas, coches e incluso otros pilotos aterrizando, frecuentemente harán que el aire del colector se libere. ¿Cuántas veces has aterrizado en un campo para acto seguido ver a alguien ascender justo encima tuya?

Estoy empezando a creer que también la sombra de las nubes frecuentemente funcionarán como disparadores. He volado en suficientes sitios donde el borde de avance de la sombra de una nube producirá remolinos en su avance por el terreno, algo así como un mini resfriado por haber elevado el aire caliente. Es una teoría, pero parece que funciona alguna de las veces.


29 octubre 2009

Colectores, mechas y disparadores. Por Will Gadd (I)

El siguiente artículo es una traducción del primero de una serie de tres. Lo encontré en la web de Jerome Daoust, está escrito por Will Gadd en su web y ahora lo he traducido yo al español. He visto que ya hay una traducción, pero no se puede ver, así que me he hecho la mía. Cualquier error o sugerencia acerca de la traducción será bienvenida. Me parece un gran artículo, espero que os guste.



TÉRMICAS: COLECTORES, MECHAS Y DISPARADORES.

El quid de la cuestión del vuelo campo a través o de distancia (cross-crountry) con frecuencia recae en responder correctamente a la pregunta ¿dónde está la siguiente térmica?. Si puedes responder a esto correctamente en el 90% de las veces, entonces la vida será muy muy buena. Creo que es la llave para que un piloto de CT (campo a través) desarrolle su propio sistema para entender las térmicas y que lo perfeccione continuamente. Sólo de esta forma el piloto aprenderá de verdad con cada “éxito” o “fracaso”. Suelo oir a los alumnos de los cursillos que imparto decir, “Ah, esto más o menos ya lo sabía, pero así se simplifica mucho la cosa”. Ese es el objetivo: tener un sistema simple y claro que puedas perfeccionar cada temporada para producir mejores resultados. Por lo general, divido mi modelo de predicción de térmicas en dos partes: conceptos basados en el terreno y conceptos basados en pistas en el aire. Este artículo es mi intento de explicar a todo el que lo encuentre interesante y a mi mismo cómo las térmicas se forman en el suelo y cómo encontrarlas eficientemente, la segunda parte tratará acerca del cielo y la tercera parte de permanecer en la térmica volando.


COLECTORES

A las áreas potenciales de generación de térmicas las denomino “colectores” porque en ellas se recoge la energía del Sol y luego se libera como aire caliente, un proceso en el que todo piloto de CT debería estar interesado. Pienso que el aire en los colectores tiende a elevar su temperatura a medida que el Sol calienta el suelo, primero suavemente y a ritmo constante (los mejores ejemplos de esto son las térmicas en las montañas por la mañana temprano), entrando en el día le siguen grupos violentos y cíclicos, muy parecido a cómo las olas rompen en la playa. Imagine pequeñas olas llegando continuamente, luego de repente un grupo de grandes, seguido de olas pequeñas otra vez. Si encuentra un buen colector, puede mantenerse en zero sobre él a la espera de un grupo grande para seguir la ruta. Si va bajo, esta puede ser su única oportunidad.

Los colectores están todos relacionados con el Sol. Si no hay Sol, probablemente no habrá mucho aire alejándose del suelo (frentes fríos y otras masas de aire muy inestables son excepciones. Cuando miro a un colector térmico potencial, primero me pregunto ¿durante cuánto tiempo y con qué ángulo ha estado el Sol calentando al colector?. Un colector perfecto estaría con ángulos al Sol buenos durante horas. La primera vez que aprendí esto fue volando en los nacionales USA del 96, cuando todos los pilotos de élite volaron a la ladera soleada pero sotaventada y yo fui a la barloventada, donde el Sol no había hecho más que empezar a alumbrarla. Yo pinché y ellos no. Es su momento pensé que era cosa de la mala suerte. La suerte no tuvo nada que ver, simplemente aquella falda no había estado al Sol durante el tiempo suficiente.

El siguiente elemento que determina cuánto se calienta el aire es la superficie que el Sol está calentando. Para un análisis excelente de la teoría termal de las superficies, lean Cross-Country Soaring de Reichman. Básicamente, las superficies secas con un montón de aire atrapado o protegido del viento producirá las mejores térmicas. Cultivos de cereales a final de temporada (trigo, avena, etc.) están secos, mantienen un mucho aire quieto dentro y consecuentemente liberan unas de las mejores térmicas. Arbustos secos también funcionan bien. Terreno rocoso con un montón de aire muerto retenido entre las rocas también funciona bien, pero tarda más tiempo en calentarse. El terreno que esté húmedo absorbe la energía del Sol y la usa para evaporar agua: un proceso de enfriamiento que mata a las térmicas.

El viento tiende a destruir térmicas mediante la mezcla continua del aire en los colectores potenciales, impidiéndoles tanto alcanzar la temperatura a la cual dejarán el suelo como transformando lo que pudo haber sido una térmica decente en unos andrajos revueltos, sobre todo cerca del suelo. Una larga linea de setos o árboles alrededor de un campo muy seco pero lleno de arbustos frecuentemente guarda una agradable y reposada “bolsa” de aire. Puedes sentir las térmicas en el suelo tan sólo con caminar alrededor; las áreas soleadas, secas y protegidas del viento estarán más cálidas. Aunque os parezca raro, he aprendido un montón con tan sólo caminar por las montañas sintiendo el aire frío en los pinos y su contraste, el alud de aire cálido de las faldas de la montaña u otras zonas sin árboles. Cuanto más protegida y soleada es un colector, más cálido será y le dará mejores oportunidades a usted como piloto para ascender. Esto significa que las mejores térmicas se encuentran con más frecuencia en las laderas soleadas a sotavento. Esto no representa ningún problema si estás alto y volando sobre ellas, pero si vuela más bajo, usted tiene que tomar su propia decisión acerca de con cuántas turbulencias está dispuesto a lidiar. Esto artículo no trata sobre la seguridad en vuelo.

Muchos pilotos creen que el pavimento negro, como los de los grandes aparcamientos o grandes autovías, pueden ser una fuente de térmicas buena. Aunque el pavimento sea negro y absorba un montón de energía, con frecuencia no funcionan muy bien porque no hay nada que retenga el aire. Si observa a los pájaros planeando en los grandes aparcamientos o las autopistas, verá que casi siempre giran en círculos muy pequeños y no ganan mucha altura. Las térmicas son frecuentes, algo así como aceite hirviendo, pero con frecuencia no son utilizables. Es interesante la observación de que un aparcamiento lleno de coches, por lo general, funciona mejor que uno vacío porque los coches son capaces de retener el aire muerto muy bien. Una carretera puede ser una buena “mecha”, pero esto lo dejamos para más adelante.

El ángulo de orientación del terreno en crítico. Por ejemplo, campos de cultivo arado y secos casi siempre funcionan mejor que campos lisos y secos. Creo que esto es así porque los surcos tienen a encarar al Sol como pequeños paneles solares a la vez que el mismo surco protege las pequeñas bolsas de aire cálido del viento y les permite crecer. Si está haciendo un vuelo de montaña, busque las laderas que han estado al Sol en un buen ángulo durante más tiempo. Las laderas a sotavento suelen funcionar mejor que las barloventadas porque el aire en el lado sotaventado está guarnecido, pero una ladera ventosa y soleada ganará siempre a una a sotavento y a la sombra. Las faldas de las montañas grandes y orientadas al sur-poniente suelen ofrecer térmicas continuas y fuertes desde mediodía y durante el principio de la tarde, pero laderas orientadas al este y al oeste sólo funcionarán por la mañana y por la tarde, respectivamente.

El anticolector es evidentemente un lago. Frío, reflectante, húmedo y con frecuencia ventoso. Casi nunca encontrarás una térmica que venga de un lago. Esto no quiere decir que no se encuentren térmicas encima de los lagos, sino que casi nunca están originadas en el lago. Una excepción podría ser a última hora del día cuando las relativamente templadas aguas del lago liberan calor, pero muy rara vez he visto que esto ocurra de forma suficiente como para crear térmicas útiles. Largos planeos sobre el lago en la tarde suelen tener una especie de colchón, pero no cuentes con ese aire mágico muy a menudo porque podría verte nadando.

25 octubre 2009

Volviendo con el tema de los mosquetones

Parece ser que no soy el único al que le ha dado un poco de aprensión el estado de estos elementos metálicos. Echadle un vistazo a este foro, se da el consejo de cambiarlos cada dos o tres años para prevenir la fatiga.
Yo estoy controlando mis horas de vuelo y creo que los voy a cambiar cada 200 horas (si vuelas todos los fines de semana, eso son unos 4 años) o cuando cambie de silla, lo que llegue antes.

23 octubre 2009

Nuevo sistema de paracaidas de emergencia (actualizado)

Al parecer, Raul Rodríguez (y su marca) y Sup Air están colaborando para desarrollar un nuevo sistema de paracaidas de emergencia. Al parecer para acro está muy bien porque van lastrados, pero para los voladores de fin de semana como yo creo que tendrá demasiado peso y valdrá bastante más. Supongo que valdrá como comprarse dos parapente, por lo que se ve en el video.
De todas formas, si funciona mejor que los estandar actuales bienvenido sea. Será cuestión de tiempo que se termine imponiendo; casi nadie se ahorra gasto en seguridad, es la mejor inversión que podemos hacer.




ACTUALIZACIÓN: Esto me pasa por ir demasiado rápido. Me he enterado por este tema de paraglidingforum y no he llegado al final. Mas adelante se dice que no es nuevo, que el sistema ya funciona y ponen este video:

video

También comentan que es un peligro que te suelte antes de abrir el emergencia, que pierdes de golpe una cantidad de metros acelerando hacia abajo que no te puedes permitir cuando entás cerca del suelo. Pero le responden que el paraca abre en 2 seg. (literal, no es a modo de expresión) y que se pierden unos 20 metros. Que es bastante menos que los reservas actuales.

Y luego siguen con la discusión a base de argumentos, que si sí por esto, que si no por esto otro.

Ponen otro enlace a otro video con el sistema cut away:





A mi personalmente me parece bastante mejor.

22 octubre 2009

Cross Country nº125

Con esta entrada pretendo dar inicio a una serie. Iré resumiendo los números de esta revista internacional que seguramente todos conocéis. Estoy suscrito desde hace algunos números pero no es hasta ahora que no voy a empezar a hacer un resumen en español de lo más interesante. No voy a traducir artículos enteros porque (a diferencia de los que están colgados en la red gratuitamente) no quiero meterme en follones legales, de todas formas intentaré obtener permiso de la revista (o de los autores de los artículos que vea interesantes) para traducirlos íntegramente. Espero que os sea de utilidad.
En este número se puede ver las fotos tan buenas que siempre están, la foto de la alemana que le chupó un cúmulo-nimbo en Australia (jamás pensé que envidiaría a un cúmulo-nimbo), historias de los Alpes y la X-Apls competition (en la que apenas mencionan a Ramón Morillas, que fue el único español) y más cosas que no voy a comentar.
Además de esto hay tres artículos que son los que voy a resumir:
1- "Error humano. Los pilotos causan accidentes y entender esto es el primer paso para hacer a nuestro deporte más seguro." Por Klaus Irschik.
2- "Técnicas para térmicas. Sentir, observar y entender te ayudarán a ascender más rápido." Por Bruce Goldsmith.
3- "El lio del reserva. El mega-test de paracaídas de emergencia abre la caja de Pandora." Por XC Mag, a modo de linea editorial.

1- ERROR HUMANO
Aparte de estadísticas y de comentar que en Alemania a los pilotos se les incentiva a que informen de los motivos por los que han tenido alguna incidencia. El artículo defiende que la gran mayoría de los accidentes o incidencias de vuelo suceden por errores del piloto, pero que los pilotos son reacios a reconocerlo (incluso para sí mismos). Aunque hay muchos motivos por los que los humanos fallamos en el pilotaje, destaca a tres sobre todo: la personalidad del piloto, un "error activo" y la salud física y psíquica.
En cuanto a la personalidad para pilotar en general, destaca aspectos como la atención al detalle, diligencia y capacidad para autoevaluación; cuando especifica para el parapente destaca ignorar las reglas de vuelo y no realizar la comprobación prevuelo.
El "error activo" es la principal causa de errores. Consiste en no saber o no entender la teoría de lo que el piloto está haciendo, o también, interpretar mal una situación determinada. Por ejemplo, no saber controlar una plegada asimétrica fuerte o no conocer maniobras de descenso rápido.
La salud del piloto son las precauciones que el sentido común dice que debemos tomar. Es decir, que no tengamos estrés ni prisas, sin enfermedad, sobrios y sin resaca (el efecto del alcohol aumenta con la altura), no estemos fatigados, tengamos la vista revisada y que funcione bien, etc.
Además de éstos, hay otros muchos factores que ayudan a provocar errores, incluso más allá de las causas inmediatas. Para entender cómo funciona esto propone la teoría del queso Gruyer. Consiste en hacer una clasificación de los elementos que influyen en los errores y asignar una rebanada de ese queso con agujeritos a cada tema. os agujeritos representan los errores en cada tema. Según nos manejemos con las situaciones de vuelo, las rebanadas tomarán una posición. En el momento en que se produzca una alineación de agujeros, el error tiene vía libre y se pasa del riesgo de accidente al accidente. Contra menos rebanadas tapen esa alineación, más riesgosa será la situación. La clasificación la propone de seis rebanadas:
  1. Experiencia y entrenamiento,
  2. Meteo, equipamiento y campo de vuelo.
  3. Condiciones flexibles (variadas): atmosfera en el despegue, distracción y presión de los colegas pilotos.
  4. Factores médicos y psíquicos: estrés, miedo, bienestar, etc.
  5. Personalidad del piloto.
  6. Pericia del piloto.
Termina hablando de que se debería prestar más atención a los accidentes y las incidencias, analizarlas y aprender de ellas. Aunque cueste. También dice que se les debería explicar ésto a los alumnos de las escuelas.



2- TÉCNICAS PARA TÉRMICAS
Es parte de una serie de artículos. En éste, Bruce Goldsmith da consejos suyos (de primera mano, más allá de textos de manuales) para subir más rápidamente en una térmica. Aconseja usar la intuición, la observación y la comprensión.
La intuición en cuanto a instinto, que es lo que usan las aves para girar mejor las térmicas. Eso se traduce en la toma de decisiones como buscar una térmica mejor o quedarse en la que se está. Es muy importante para ser un gran piloto.
Hay muchas pistas en el aire que te permiten deducir dónde se sube más. Hay que estar observando para poder verlas. No sólo buitres, también dan pistas insectos, hojas secas y trozos de hierba, bolsas de plástico, golondrinas, etc.
Tener una comprensión global de la térmica es importante para girarla. De dónde viene, cuál es la fuente y el resorte que la hace saltar, hacia dónde va, si está formando una nube nueva o es parte de las nubes ya existentes. Es bueno ver los documentales a cámara rápida de formación de nubes.
Pistas para subir:
  • Usar poco el freno y mucho el balanceo del peso. Los parapentes de hoy día tienen la tasa de caida mínima a una velocidad bastante alta. Esto significa que si frenas para girar, es menos eficiente que si cargas el cuerpo.
  • No poner los trimmers en la posición lenta. Por seguridad, si estás a última hora de la tarde en un aire tranquilo se puede poner.
  • Intentar girar en la mejor ascendencia. Esto significa que estarás más tiempo en la ascendencia.
  • Nunca estés satisfecho con la térmica en la que estás, busca continuamente otras mejores. Volar en térmicas es un estado mental, cada térmica es diferente y son todas un puzle invisible de forma tal que la ascendencia mejor es la que está ahí fuera.



El tercer artículo lo dejo para un post para él solito.